Arias
Dúos...
Óperas
Cantatas
Compositores
Switch to English

Shakh-Senem, Op.69

Compositor: Glière Reinhold

Partitura vocal

Ballade of Shakh-Senem PDF 0MbBallade of Shakh-Senem PDF 1MbAria of Shakh-Senem (4 act) PDF 1Mb
Wikipedia
Reinhold Móritsevich Glière (en ruso, Рейнгольд Морицевич Глиэр, en ucraniano, Ре́йнгольд Мо́ріцевич Гліер / Reingol'd Moritsevich Glier; Kiev, 11 de enero de 1875 – Moscú, 23 de junio de 1956) fue un compositor posromántico ucraniano de origen germano-polaco.
Glière fue autor de numerosas óperas, ballets, conciertos y obras sinfónicas —entre otros trabajos—, por los que recibió el premio de Artista del pueblo de la URSS (1938) y en tres ocasiones el premio Stalin de primer grado (1946, 1948, 1950). Glière es autor de la música del himno de San Petersburgo.
Glière nació en Kiev el 11 de enero de 1875. Fue el segundo hijo de un fabricante de instrumentos de viento Ernst Moritz Glier (1834-1896) de Untersachsenberg, Sajonia, quien emigró a Kiev y se casó con Jósefa Korczak (1849-1935), la hija de su maestro de Varsovia, (Polonia). Su nombre original, según consta en el certificado de bautismo fue Reinhold Ernst Glier.​ Alrededor de 1900 cambió su apellido y la pronunciación a Glière, lo que dio origen a la leyenda, declarada por Leonid Sabaneyev por primera vez (1927), de su ascendencia francesa o belga.​ Su padre, Moritz Glier fue un músico de muy buen nivel y multi-instrumentista, dominando entre otros la flauta, el clarinete, la trompa y la trompeta. Supo transmitirles a sus hijos sus dotes artísticas: el hermano de Reinhold, Moritz, era un excelente violonchelista.
Al finalizar sus estudios secundarios, ingresa a la Escuela de Música de Kiev, donde tendrá como profesor al célebre violinista checo Otokar Ševčik. Estudia violín y composición durante 3 años antes de que sea aceptado, en 1894, en el prestigioso Conservatorio de Moscú. Sus profesores de composición y de materias teóricas fueron Mijaíl Ipolítov-Ivánov, Antón Arenski, Gueorgui Conus, Johann Hrimaly y Serguéi Tanéyev. En 1900, corona sus estudios de conservatorio recibiendo el diploma y medalla de oro en composición por una ópera-oratorio de un acto, El Cielo y La Tierra, inspirado por un texto de Lord Byron (Earth and Heaven).
Allí compone el Sexteto para cuerdas n°1 en Do menor, op.1 (1898), dedicado a Tanéyev, el Cuarteto para cuerdas n°1 en La mayor, op.2 (1899), el Octeto para cuerdas en Re mayor, op.5 (1902), dedicado a Johann Hrimaly, y la Sinfonía n°1 en Mi bemol mayor, op. 8 (1899-1900). A su salida del Conservatorio de Moscú, Glière enseña en la Escuela Gnessin de música, también de Moscú.
En 1905, parte por 2 años a Berlín, donde estudia con el compositor y director de orquesta Oskar Fried. Escribe su Sinfonía n°2 en Do menor, op. 25 (1907) y se la dedica a otro director de renombre, Serguéi Kusevitski, quien la dirige con la Orquesta Filarmónica de Berlín. De regreso a Moscú, en 1908, Glière hace su primera aparición pública como director de orquesta en oportunidad de ejecutar Sireny (Las Sirenas) in Fa menor op.33, poema sinfónico del mismo año.
En 1910, publica su Sinfonía n°3 en Si menor, op. 42 (1911), la monumental Ilyá Múromets, dedicada a Aleksandr Glazunov.
En 1913 fue profesor de clase de composición, y en 1914-1919 fue director y profesor del Conservatorio de Kiev.
A partir de 1920, enseña composición en el Conservatorio de Moscú durante 20 años. Forma un gran número de compositores, tales como Aram Jachaturián, Lev Knipper, Borís Aleksándrov, Aleksandr Davidenko y Aleksandr Mosólov, y dos célebres artistas ucranianos, Boris Liatochinski y Levko Revoutski.
Reinhold Glière fue presidente del Comité de Organización de la Unión de Compositores de Moscú, entre 1938 y 1948, escapando a la censura del periodo de posguerra, y fue cubierto de honores como Artista del Pueblo de la URSS en 1938. Recibió tres premios Stalin -el primero en 1946 por su único Concerto para soprano coloratura y orquesta, de encantadora belleza.
Su enorme interés por la música de pueblos de la Unión Soviética favoreció al desarrollo musical regional y de escritura de obras que utilizó de diversos idiomas folklóricos, notablemente en Azerbaiyán y en Uzbekistán. Resultado de estos trabajos fue la ópera Šach-Senem op. 69 (1923-1925), que fue estrenada en Bakú en 1934 en lengua azerí.
Reinhold Glière está enterrado en el Cementerio Novodévichi de Moscú.