Arias
Dúos...
Óperas
Cantatas
Compositores
Switch to English

Sir John in Love

Compositor: Williams Ralph Vaughan

Partitura vocal

"Sir John in Love" PDF 4Mb "Sir John in Love" PDF 4Mb "Sir John in Love" PDF 5Mb "Sir John in Love" PDF 6Mb
See the Chariot at Hand PDF 0MbGreensleeves (F minor - original key) PDF 0MbGreensleeves (A minor) PDF 0Mb
voices, chorus, orchestra

Cast:

Sir John Falstaff (baritone)
Anne Page (soprano)
Mistress Page (soprano)
Mistress Ford (soprano)
Mistress Quickly (contralto)
Fenton (tenor)
Doctor Caius (tenor)
Frank Ford (bass)
Robert Shallow (tenor or baritone)
Sir Hugh Evans (baritone)
Master Slender (tenor)
Simple (tenor or baritone)
Master George Page (baritone)
Bardolph (tenor)
Corporal Nym (baritone)
Ancient Pistol (bass)
Rugby (bass)
The Host of the 'Garter Inn' (baritone)
Robin (non-singing)
John (baritone)
Robert (baritone)

Voices:

3 sopranos, 1 contralto, 4-6 tenors, 7-9 baritones, 3 basses, mixed chorus (SATB)
Orchestra:
Wikipedia
Ralph Vaughan Williams (12 de octubre de 1872-26 de agosto de 1958) fue un compositor británico.
Nacido en 1872 en Down Ampney (Gloucestershire, Reino Unido), fue el hijo menor del pastor anglicano Arthur Vaughan Williams, el cual murió repentinamente cuando Ralph tenía apenas dos años de edad, por lo que su madre, Margaret Wedgwood (1843-1897), volvió con sus hijos al hogar familiar de Leith Hill Place, en la región de Surrey. Margaret procedía de una familia acomodada, emparentada con los Darwin, pues era hija de Caroline Sarah Darwin, hermana de Charles Darwin. Ralph estudió música e historia en la Universidad de Cambridge y posteriormente en Berlín con Max Bruch y en París con Maurice Ravel, lo cual dio a su orquestación lo que él definió como «un toque de lustre francés».
Fue nombrado profesor en el Royal College of Music (RCM) en 1919 y recibió un año después el nombramiento como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Oxford, llegando a convertirse en el director del Bach Choir y consiguiendo en los años veinte que su música fuese divulgada en todo el continente europeo.
Contrajo matrimonio con Adeline Fisher en 1897. Pocos años después de la boda, a Adeline se le diagnosticó una artritis progresiva, que acabó confinándola en una silla de ruedas. Fallecida su primera esposa en 1951, se casó con su asistente personal, Ursula Wood, en 1953. Ambos llevaban manteniendo una relación sentimental desde 1938, cuando se conocieron, al parecer con el consentimiento de la propia Adeline.​
Vaughan Williams falleció en Londres en 1958 a los 85 años de edad, siendo enterrado en la Abadía de Westminster, cerca de las tumbas de otros compositores ingleses, Herbert Howells y Charles Villiers Stanford.
Aunque sus primeros trabajos, como Las avispas (música incidental para teatro) o su primera sinfonía, la Sinfonía Marina, basada en textos de Walt Whitman, pecan de cierto academicismo con claras influencias de compositores como Hubert Parry y Charles Villiers Stanford, ya contienen las bases armónicas y el germen de sus obras más famosas, así como su interés por la música tradicional de Inglaterra.
Su salto a la fama se produjo en 1910 con la Fantasía sobre un tema de Thomas Tallis. En esta obra, compuesta para cuarteto y doble orquesta de cuerda, que responde en líneas generales a una forma de tema principal con variaciones, desarrolla un tema del compositor inglés renacentista Thomas Tallis. El desarrollo de la pieza se conduce explorando las distintas posibilidades armónicas de la melodía original. Esta pieza fue utilizada como banda sonora de las películas Remando al viento (Gonzalo Suárez, 1988) y Master and Commander (Peter Weir, 2003).
La música de Vaughan Williams suele describirse como típicamente inglesa, generalmente en el mismo grupo de compositores como Gustav Holst, Frederick Delius, George Butterworth, William Walton y otros. También es notable la influencia de la sonoridad musical de Maurice Ravel, quien fue maestro suyo en París durante un breve periodo en 1908.
Según el escritor Peter Ackroyd:
Por su parte, el crítico inglés Fuller Maitland describió el estilo de Vaughan Williams como: «nunca se está muy seguro de estar escuchando algo muy antiguo o muy nuevo».
La música de Vaughan Williams muestra una considerable fascinación por las melodías populares e himnos religiosos. A partir de 1903, Vaughan Williams comenzó a recoger canciones populares inglesas y llegó a recopilar más de 800, editando varios volúmenes. Esta actividad, iniciada con un mero espíritu etnográfico, consiguió imprimir un fuerte carácter al resto de su música, como habían hecho compositores de otros países europeos como Béla Bártok o Leoš Janáček). También son características de su música las referencias al paisaje inglés y a sus poblaciones, tanto urbanas como rurales.
Aunque Vaughan Williams se definía como agnóstico, tenía cierta inclinación por el misticismo al igual que su gran amigo Gustav Holst. Ésta es otra de las influencias musicales que le permitieron desarrollar un lenguaje personal (sobre todo armónico), que se refleja en todas sus obras aunque en mayor medida en su extensa producción vocal y coral, de la que cabe mencionar su Misa en Sol menor o la cantata Dona Nobis Pacem. En el ámbito puramente orquestal destacan su ciclo de nueve sinfonías.
Entre las ediciones discográficas de las obras de Vaughan Williams destaca la integral de sus sinfonías, con varios registros idiomáticos de gran calidad. Como ciclos completos, tradicionalmente han gozado de los mayores elogios los dos que grabó sir Adrian Boult para los sellos Decca y EMI (el segundo, en stereo) con la Orquesta Filarmónica de Londres, a los que hay que añadir, en la era digital, el de Vernon Handley con la Real Orquesta Filarmónica de Liverpool para EMI. Los registros de varias de las sinfonías grabados por sir John Barbirolli (a quien el autor llamaba The Glorious John y dedicara su 8va. sinfonía) para PYE y EMI son también destacables.
Otros directores no ingleses se han aproximado al ciclo sinfónico con integrales destacadas, como Bernard Haitink con la Orquesta Filarmónica de Londres (Warner) o André Previn con la Real Orquesta Filarmónica (Telarc).
El resto de su obra, orquestal, coral y operística, goza de buenos registros, pese a no ser muy numerosos, en su mayoría del sello discográfico EMI, a cargo de reputados directores y coros y orquestas inglesas, como sir Adrian Boult, Richard Hickox, David Willcocks o Charles Groves. El sello Naxos, en los últimos años, se ha implicado en grabar las sinfonías y las obras menos habituales del compositor, algunas por primera vez, también con agrupaciones británicas.