Arias
Dúos...
Óperas
Cantatas
Compositores
Switch to English

Anacréon

Compositor: Cherubini Luigi

Partitura vocal

"Anacréon" PDF 12Mb
Color Cover PDF 1Mb

Partituras de orquesta

"Anacréon" PDF 2Mb "Anacréon" PDF 3Mb "Anacréon" PDF 4Mb "Anacréon" PDF 9Mb "Anacréon" PDF 27Mb
Ballet Music. Color cover PDF 0MbBallet Music. PDF 1MbOverture. Color cover PDF 1MbOverture. Color Cover PDF 2MbOverture. PDF 3Mb
voices, orchestra
Cast
Anacréon (tenor)
Corine (soprano)
L'Amour = Cupid (soprano)
Vénus (soprano)
Bathille (tenor)
Glycère (soprano)
Athanaïs (soprano)
Two slaves (sopranos)
Orchestra
2 flutes (2nd also piccolo), 2 oboes, 2 clarinets, 2 bassoons
4 horns, 2 trumpets, 3 trombones, timpani, strings
Wikipedia
Maria Luigi Carlo Zenobio Salvatore Cherubini (Florencia, 14 de septiembre de 1760-París, 15 de marzo de 1842), más conocido como Luigi Cherubini, fue un compositor italiano.
Su instrucción en la música comenzó a la edad de seis años con su padre, clavecinista en el teatro de la Pergola de Florencia, y posteriormente con A. Felici. A la edad de trece años, ya había escrito algunas obras religiosas. En 1778 estudia música en Bolonia y de 1778 a 1782 continua sus estudios en Milán bajo la dirección de Giuseppe Sarti.
En 1779 estrenó en Alessandria su primer melodrama, Quinto Fabio, y durante los años siguientes compuso para los teatros de Toscana, Roma, Venecia y Mantua. En 1787 se estableció en París, donde compuso varias óperas con escaso éxito, este le llegó en 1791 con Lodoïska, seguido de su trabajo más conocido mundialmente, Medea (1797) y de Les deux journées (1800).
En 1805, Cherubini recibió la invitación de Viena para escribir y dirigir una ópera, Fanista, que fue recibida con entusiasmo, en particular por Haydn y Beethoven. A su regreso de Austria, deprimido por su situación financiera, dejó la música para dedicarse a la pintura y a la botánica. En 1808 volvió a escribir, principalmente música religiosa, pero también compuso la ópera Les Abéncerages (1813) y empezó la serie de sus cuartetos para cuerda. En 1815 la Sociedad Filarmónica de Londres le encargó una sinfonía, una obertura y una composición para coro y orquesta, por lo que se desplazó a la capital inglesa, esto incrementó su fama internacional.
De regreso a París, la caída de Napoleón y la Restauración favorecieron su carrera, fue nombrado Superintendente de la Música del rey (1816) y director del Conservatorio (1822). Compuso una misa en 1825 para la coronación de Carlos X. Después de 1837 se dedicó casi exclusivamente a la enseñanza y entre sus alumnos tuvo a Auber y Halévy.
Murió en París a los 81 años y fue enterrado en el cementerio Père Lachaise (división 11, sección VII). Su tumba está ideada por el arquitecto Achille Leclère e incluye un grupo escultórico titulado La música, presidido por un busto del compositor.
Su idealismo, su temperamento independiente y sobre todo el carácter austero y elevado de su música le impidieron alcanzar popularidad entre sus contemporáneos.
A mediados del siglo XX se revivieron algunas de sus obras, especialmente Médée (Medea), que fue reestrenada e interpretada por María Callas en 1953.