Arias
Dúos...
Óperas
Cantatas
Compositores
Switch to English

Mijaíl Glinka

Óperas:

Ruslán y LiudmilaUna vida por el Zar

Cantatas:

Cantata in Memory of Alexander I

Arias:

Akh ty, dolya-dolyushka. Ludmila. Ruslán y LiudmilaBdzhdny kon' v' poldz pal. Vanya. Una vida por el ZarBratsy v' myatel'. Bogdan Sobinyin. Una vida por el ZarDobro pozhalovat' moy syn. Finn. Ruslán y LiudmilaGrustno mne roditel' dorogoy. Ludmila. Ruslán y LiudmilaI zhar, i znoy. Ratmir. Ruslán y LiudmilaKakiye sladostnyye zvuki. Gorislawa. Ruslán y LiudmilaNe o Tom Skorblyu podruzhen'kn. Antonida. Una vida por el ZarTy priydesh' moya zarya. Ivan Susannin. Una vida por el ZarV' pole chistoye glyazhu. Antonida. Una vida por el ZarVremen ot vechnoy temnoty. Russlan. Ruslán y Liudmila
Wikipedia
Mijaíl Ivánovich Glinka (en ruso: Михаил Иванович Глинка; Novospásskoie, provincia de Smolensk, 1 de junio de 1804-Berlín, 15 de febrero de 1857) fue un compositor ruso, considerado el padre del nacionalismo musical ruso.​
Durante sus viajes visitó España, donde conoció y admiró la música popular española, de la cual utilizó el estilo de la jota en su obra La jota aragonesa. Recuerdos de Castilla, basado en su prolífica estancia en Fresdelval, «Recuerdo de una noche de verano en Madrid», sobre la base de la obertura La noche en Madrid, son parte de su música orquestal. El método utilizado por Glinka para arreglar la forma y orquestación son influencia del folclore español. Las nuevas ideas de Glinka fueron plasmadas en “Las oberturas españolas”.
Glinka fue el primer compositor ruso en ser reconocido fuera de su país y, generalmente, se lo considera el 'padre' de la música rusa. Su trabajo ejerció una gran influencia en las generaciones siguientes de compositores de su país.
Sus obras más conocidas son las óperas Una vida por el Zar (1836), la primera ópera nacionalista rusa, y Ruslán y Liudmila (1842), cuyo libreto fue escrito por Aleksandr Pushkin y su obertura se suele interpretar en las salas de concierto. En Una vida por el Zar alternan arias propias del romanticismo europeo con melodías populares rusas.​ No obstante, la alta sociedad occidentalizada no admitió fácilmente esa intrusión de "lo vulgar" en un género tradicional como la ópera.
Sus obras orquestales son menos conocidas.
Inspiró a un grupo de compositores a reunirse (más tarde, serían conocidos como "los cinco": Modest Músorgski, Nikolái Rimski-Kórsakov, Aleksandr Borodín, Cesar Cui, Mili Balákirev) para crear música basada en la cultura rusa. Este grupo fundaría luego la Escuela Nacionalista Rusa. Es innegable la influencia de Glinka en otros compositores como Vasili Kalínnikov, Mijaíl Ippolítov-Ivánov, y aún en Piotr Chaikovski.